Jue05242018

Last update09:21:51

Sin solución el fútbol americano nacional; ¿A donde vamos con esto?

  • PDF
Usar puntuación: / 28
MaloBueno 

tecvsuanl01Uno de los problemas que el fútbol americano en México tiene es el numero de aficionados que se unen cada temporada para seguir las distintas categorías de este deporte, el cual parece que disminuye y poco a poco va perdiendo la batalla contra deportes como el soccer.

Una gran diferencia que el aficionado del fútbol americano de la NFL con el aficionado del fútbol americano nacional ve es el nivel de juego, el espectáculo y el cual los seguidores de la NFL no encuentran interés en un juego de liga mayor o de intermedia. El numero de aficionados que siguen la NFL en México, no es el reflejo del crecimiento de nuestro fútbol americano, ni en numero y ni en afición.

El Fútbol Americano según en la última encuesta hecha por ESPN acerca de los deportes mas populares en México, se encuentra en 6to lugar, abajo del soccer, box, baseball, lucha libre y basketball, esto hablando de deportes profesionales de Estados Unidos. Pero curiosamente, en otra encuesta reciente hecha por la agencia encuestadora mexicana Consulta Mitofsk, puso estos mismos deportes como los mas practicados en México, casi en el mismo orden.

Lo poco que se tiene destacado es la liga mayor, con equipos como los Pumas CU, Aguilas Blancas, Auténticos Tigres, Aztecas UDLAP, Borregos Salvajes de Monterrey, recientemente Burros Blancos, que ni son los mismos que seguían a los Pieles Rojas de Rodero, y algunos otros equipos del Tecnológico, son los que en realidad jalan aficionados.

La realidad de la ONEFA y CONADEIP es triste, y tratan de comparar un juego como Pumas CU vs Aztecas UDLAP o un Pumas CU vs Auténticos Tigres o Borregos Salvajes vs Aztecas o Auténticos Tigres para medir la afición y declarar que los aficionados han regresado a los estadios y que todo esta muy bien, cuando en otros frentes como Halcones UV vs Frailes o Centinelas vs Linces, apenas y sus familiares, los que venden las bebidas y los que tienen que limpiar se presentan al estadio.

El fútbol americano nacional tiene mucho que trabajar y lo poco que se tenia en el 2008 la grilla personal y los chamberos terminaron con ello, poco a poco en 10 años algo interesante se fue creando, estos pocos equipos que atraen gente, volvieron a jugar y al menos la afición fiel respondió. Lo que la ONEFA hace esta temporada es volver a terminar con ello para dar paso a intereses personales.

La ONEFA

Que en realidad la maneja la UNAM y el IPN, y quienes ponen mas peros para volver a jugar juntos con la CONADEIP, tienen un problema aun mas grave, ya que la liga debería estar dirigida por una organización independiente a los equipos que la conforman. Es aberrante que el presidente de la liga sea parte de una organización que ve por sus intereses personales y no por el deporte en si, la mejor muestra es el resultado de la ultima junta.

La ONEFA es la liga y sus representantes deberían de ser representados por gente que realmente esta involucrada en las universidades, no solo en el fútbol americano, sino academicamente y que vea por los intereses de la escuela, no intereses personales para favorecer a sus conocidos y familiares al mantener su chamba ahí.

De acuerdo al comunicado de la ONEFA, estas son las condiciones que pide:

1. Que los equipos respeten a los jugadores que están en los semilleros de las organizaciones afiliadas a ONEFA.

Realmente esto es una locura. No solo para los equipos de CONADEIP, principalmente para el TEC y UDLA sino para cualquier jugador Mexicano de fútbol americano que practique este deporte. Los “semilleros” existen porque practican en campos de estas instituciones de educación superior, las cuales, en ningún momento son responsables de ofrecer deportes infantiles y si lo hacen es para formar ciudadanos derechos que estén lejos de drogas y delincuencia, y no son dueños de ellos. En la UNAM e IPN las infantiles cobran una cuota para que haya coaches, que a pocos les pagan, para poder enseñar este deporte a los niños.

En las categorías de juvenil e intermedia, cada vocacional, preparatoria y CCH como deporte complementario ofrece el fútbol americano, y que cubre estas categorías. Se supone que con este modelo académico, debería de haber equipos de prepa que alimenten a la liga mayor, pero el problema es que apenas y existen los programas en las prepas, Vocas y CCH’s como debería de ser o fue anteriormente.

infantil01El nombre de semillero, ni garantiza que los jugadores se queden en el equipo de liga mayor, ni tampoco garantiza que estés desde los 12 años asegurado que estudiaras en alguna de las instituciones profesionales que ese equipo de infantil “representa”, entonces la pregunta a ONEFA y sus representantes de equipos ¿Cual es la razón del porque pelean tanto este punto?

Lo mismo va a los demás equipos que tienen infantiles en sus universidades que votaron en contra.

Piden requisitos para otros equipos cuando ellos mismos aceptan jugadores de otras instituciones en sus rosters de juvenil – Liga Mayor , los Pumas y los equipos del Politécnico, tienen jugadores en sus rosters que ni son estudiantes de sus escuelas, ¿porque no le dan oportunidad a sus estudiantes y dejan que el roster sea 100 % de matriculados en carreras de 4 o 5 años?.

Los Centinelas están a favor de semilleros, cuando ni siquiera son una institución académica para empezar, representan al Estado Mayor presidencial y tienen en sus rosters jugadores que ni siquiera su servicio militar han hecho y heredaron un club hace muchos años que fue armado dentro de las instalaciones del Estado Mayor, pero nunca fue con la idea de ser dueños o decidir donde sus jugadores deberían de jugar liga mayor. Este equipo debería de jugar con el 100% de los soldados que representan esta entidad y no con jugadores externos a ella.

Esto de los semilleros es solamente una necesidad que surgió hace 50 años y que ahora muchas de estas universidades lo han tomado para negocio y para algunos coaches en algo personal, y no para lo que es realmente.

Si realmente quieren que funcionen las cosas, las infantiles no deben de existir en las universidades y dejarlos a los clubs que manejen esto. Las juveniles e intermedia, para eso estan las prepas, cch’s y vocacionales y de acuerdo a sus matriculas, esos deberían de ser los que representen esos equipos.

La ciudad de Monterrey es el mejor ejemplo de que este modelo funciona, han dominado por años el fútbol americano nacional y aun y con los lloriqueos que el Dr. Morales hacía, los Auténticos Tigres estuvieron peleando en la liga completa en la primera década del siglo.

En el D.F hay demasiados equipos de liga mayor, los equipos que mas se oponen y muchos que ni son relevantes, jamas van a levantar ya que el mejor talento jamas va jugar ahí. El resto de los jugadores que son cortados y que no pueden ir a equipos grandes y mas fuertes, son los que conforman sus rosters, ¿cual es el problema que unos tienen de jugar ante CONADEIP cuando ni siquiera les toca jugar contra ellos por estar en grupos mas debiles?. Ser fieles a las instituciones mayores que se oponen y donde jugaron y a sus amigos que aún estan ahí, no significa nada para el desarrollo de los jugadores. Son coaches que estan contratados para enseñar y dirigir a los jugadores de sus universidades, no para creer que pueden decidir por ellos. 


2. Respeto al numero de becas que se contempla en el reglamento de ONEFA en las diferentes categorías y en la liga mayor de acuerdo a las conferencias.

Los representantes y administrativos que manejan el fútbol americano en la UNAM y el IPN deben de entender que las épocas de los 70’s y 80’s ya terminaron. Hay mas opciones para jugar liga mayor y muchos jugadores no están para jugar toda la vida en un equipo. Hay jugadores en este momento de intermedia en las Aguilas Blancas que juegan porque sus familiares o conocidos les dicen que el equipo tiene mucha tradición y que ganaba hace mas de 25 años, pero ellos ni vivieron esas glorias y es posible que ni sientan los colores como lo hacían anteriormente mucha gente que jugaba y deseaba estar ahí.

udlapvsuanl01En varios casos cuando un jugador no pertenece ni siquiera a la matricula de la escuela del equipo, no tiene ninguna razón de lealtad de seguir jugando ahí, y si hay otras oportunidades las van a tomar. Ademas, ellos pagaron su cuota en las infantiles para que les enseñaran a jugar y si esta estudiando en alguna escuela privada pero al mismo tiempo por la “flexibilidad” del Politécnico o UNAM, puede jugar ahí. ¿Cual es la razón de que no pueda ir a jugar a otro lado?

Si la gente pudieran ir a jugar y estudiar al Tec o UDLA sin costo, lo harían y la demanda seria tan alta como lo es para el IPN y la UNAM, pero no, se tiene que pagar una colegiatura muy alta para poder estudiar. El hecho de tener una beca en estas universidades, te permite estudiar una carrera y jugar tu deporte favorito, en este caso el fútbol americano, y en todo caso, es casi la misma oportunidad que se da en una escuela publica cuando el costo de la educación la cubren los impuestos de gente que posiblemente esta pagando educación en escuelas particulares.

Un jugador en la UNAM sin estar matriculado en una carrera ahí y estudiando en otra, tiene que viajar a CU para poder entrenar, pero primero tiene que ir a su universidad a estudiar y después viajar para entrenar. No es lo mas ideal para una persona, y si por tu talento le ofrecen estudiar y jugar en el Tec o la UDLAP, es lógico que ese jugador puede tomarla e irse a jugar, a pesar de haber pagado su cuota en infantiles, jugar en juveniles e intermedia en CU sin costo y donde además dejo a estudiantes matriculados sin oportunidad de jugar en el equipo de su escuela.

El problema es el talento que hay en la ciudad de México. La misma UNAM por medio de ex coach Raúl Rivera provoco que ligas de clubs comenzaran a bajar de nivel, haciendo que los equipos de liga mayor con infantiles, jugaran obligatoriamente en la ONEFA y así crear una liga infantil. Desde ahí termino con la fuente de jugadores buenos que alimentaban varios de los equipos de la UNAM y el IPN hace 30 o 40 años y la poca gente en el Sur de la ciudad ha optado por jugar en Pumas, haciendo una cantera muy pequeña de talento para la liga mayor, el cual al mismo tiempo hace mas difícil que otros equipos crezcan.

Por ejemplo, el club Gamos de Cuemanco siguen proveyendo jugadores de gran nivel para la liga mayor para equipos de la UNAM, el IPN, Tec y UDLAP, pero antes eran mas de 5 equipos con esta misma formula en cada liga de clubes, en realidad la UNAM ha acaparado ese talento desde infantiles y los demás equipos solo ven pasar los años sin notar que no van a poder nunca competir con esto.

Los clubs del ejido de oro en Lomas Verdes y otros clubes en la zona norte, antes generaban el talento que llevo a los Osos de Acatlan en los 80’s a un campeonato, levantaron a los Pumas Acatlan al inicio de este siglo, pero los de Acaltan tenían sus infantiles desde entonces y pocos de ellos destacaban en la liga mayor, por algo estos clubes siempre respaldaban a este equipo y ahora solamente quedan los Bucaneros, los Redskins y Perros Negros, donde ahora pocos tienen el nivel para levantar en liga mayor . Y ahora tienen que alimentar a mas equipos en esa zona como Linces UVM, Acatlan, Centinelas, ITESM CEM y Anahuac ¿de donde piensan que pueden sacar talento para tanto equipo sino hay equipos de infantil suficiente? o realmente no estan haciendo el trabajo bien en sus infantiles a pesar de que cobran por enseñarles.


El limite de becas no va a parar que los jugadores que no puedan jugar en la UANL se vayan al Tec de Monterrey, o que el ITESM Guadalajara jale jugadores de otros equipos en Guadalajara. Tienen la UAG que también es particular y sino da becas, los jugadores se van a ir con quien les ayude a no pagar colegiaturas. ¿La UdeG piensa surgir con jugadores externos también, siguiendo el modelo de la UNAM y el IPN, y después reclamar por “su” talento?. Es algo que tienen que ver como ayudar a su equipo para que sus estudiantes matriculados sean de buen nivel.

Tal vez la formula es dejar que los estudiantes entren de manera especial a la UNAM y el IPN para estudiar y que sus rosters sean 100% de su matricula. De otra forma, tienen que entender que los jugadores también quieren estudiar y no quedarse como los administrativos que manejan el fútbol americano en la UNAM y el IPN que aun están presentando exámenes del 4to semestre de la carrera y por eso no quieren soltar su chamba.

Las otras dos propuestas acerca de extranjeros y de la NCAA, obviamente con rosters 100% de jugadores matriculados en cada lado, esto se arregla completamente.

¿Puede haber solución?

No es tan fácil, ya que requiere de un cambio de estructura en todo el deporte y que sea exigido y respaldado por la misma Federación y una liga independiente de que sus lideres sean parte de las mismas orgnizaciones, lo que traería el fin de las chambas de varios directivos, coaches y demás en las escuelas publicas y privadas.

Una de las razones por las que los semilleros se crearon a finales de los 60’s en la UNAM y después en el IPN, fue para enseñar a jugadores pensando que terminarían en la liga mayor, tomando en cuenta que las opciones para jugar liga mayor eran solamente la UNAM y el IPN. Los clubes empezaron a crearse y equipos particulares comenzaron a nacer, siendo una de las grandes fuentes de jugadores y que destacaron durante un par de décadas y sigue siendo así aun con las pocas ligas que quedan. Su fin sería tener especial enfoque en lo que cubre categorías infantiles.

cuvsuanl01Uno de los cambios que sería justo es terminar con que las universidades tengan “semilleros”, y que los rosters de juvenil, intermedia y liga mayor sean obligatoriamente 100% de estudiantes matriculados en sus escuelas profesionales. No, cursos y ni terapias o algo que no sea relacionado con una carrera de 4-5 años.

Lo mejor que pueden hacer es ayudar a que los clubes vuelvan a surgir y ser parte como coaches y no “adueñarse” de esos jugadores, sino encaminarlos a ser parte de una organización que les da oportunidad de continuar estudiando. El curso normal de los jugadores es ir a una prepa, vocacional o CCH y seguir jugando en sus escuelas, lo que cubriría la categoría juvenil.

La intermedia debe de iniciar desde los 18 años y debe de ser solamente ofrecida en escuelas profesionales y no ser manejada por la ONEFA sino por una liga local de la escuela. La intermedia fue creada también hace como 50 años para ayudar a darle experiencia a sus jugadores que brincarían a mayor, no hay razón en estos tiempos que exista una liga nacional de esta categoría y cuando de juvenil (18 años) subirían a liga mayor.

Con esto, se terminaría el problema de los “semilleros”, los alumnos de cada escuela tienen la libertad de estudiar preparatoria y profesional donde quieran pero si la universidad no tiene equipo, entonces no puede jugar en otro lado, esto hasta beneficiaria a las escuelas con fútbol americano y tal vez motivaría a otras a crear equipos en estas categorías.

En cuanto a becas, la ONEFA dice que tiene contemplado en su reglamento según todas las categorías, algo que pocos saben cual es esa regla, y tampoco es claro que universidades privadas como los Linces UVM, UAG y Anahuac se apegan a estas reglas. Mientras estos equipos no sean ninguna amenaza como lo es el Tec o la UDLAP, es posible que les permitan llevarse jugadores de sus rosters y becarlos sin problemas por ahora y no reclamen nada.

Pero este problema es de alguna forma mas fácil de resolver si se apegaran al cambio de estructura en la infantiles y rosters son sus estudiantes, ya que para un jugador-estudiante seria mas difícil aceptar una beca ya estando en la universidad. No así para los jugadores de prepas que tienen aun forma de decidir a donde estudiar y por lo tanto jugar y estudiar donde quieran, el cual sería normal.

Los equipos de la CONADEIP tienen una forma sencilla de reducir el numero de becas, olvidándose de la categoría. juvenil de primavera y enfocarse en la liga mayor y juvenil de Otoño. Así como no permitir jugadores que esten ya en una maestría, cabe recordar que estudiar una maestría solamente es un requerimiento del actual mercado laboral, ya que creen que es mejor tenerla después de terminar una carrera, pero no quiere decir que por eso son una extensión para seguir jugando solamente porque la estudian inmediatamente de una carrera y eso CONADEIP debe de regularlo. Eliminando jugadores mayores a 23-24 años eliminas la necesidad de becar mas.

Como mencione arriba, este es la forma de obtener jugadores para las escuelas privadas, no es el mismo tipo de reclutamiento y sistema que una publica para armar su roster, pero esto los hace jugadores-estudiantes de su misma escuela y cumpliría con la misma regla en los dos lados.

La edad de los jugadores, es algo también fácil de arreglar, pero al mismo tiempo algo que los equipos de ONEFA tomaron ventaja por décadas y ahora quieren verse como la liga joven, cuando por mucho tiempo tuvo una liga mayor primaveral (ahora intermedia) donde no había limite de edad y la liga mayor hasta apenas a finales del siglo pasado ajustaron un limite. Antes podías ver jugadores de intermedia en las prepas y CCH’s y Vocacionales de casi 30 años subir a liga mayor y aun jugar otros 5 años mas. No por nada se veía ridículo cuando el Tec salia a jugar con jugadores de 18 años contra ellos. Y esto lo vivieron varios de los mismos directivos que ahora se encuentran decidiendo por el fútbol americano nacional.

El reclutamiento seria de acuerdo a las becas que los equipos quieran distribuir o administrar, mas en liga mayor que en juvenil, algo que seria problema para los equipos del Tec con preparatoria, de otra forma, campus sin equipo de juvenil, todas las becas serían para la liga mayor y con lo único que tendrían que lidiar es en encontrar jugadores en sus aulas para complementar los rosters. 

Quedaría infantiles hasta los 15 años, a nivel preparatoria 16-18 años tienen juvenil y liga mayor 18-23 y se acabo, a ponerse a trabajar y si estudian maestría, pues muy bien por ellos, pero ya no son colegiales, una maestría es para gente profesionista para especializarse en un área, no para seguir en la universidad extendiendo lo que no aprendieron en los 4 o 5 años anteriores. Los programas de primavera son extra en realidad y deberían de ser locales a cada universidad, no a nivel nacional y ni competir bajo una liga como lo es ahora, sino internamente. 

Pero todo queda en manos de gente administrativa, tal vez en las dos ligas, en sus organizaciones, que ha estado metido por décadas, unos desde los 70’s en la UNAM y el IPN, que aunque las cosas estén cayéndose y perdiéndose la oportunidad de arreglar esto para que este deporte en realidad crezca, prefieren mantener este tipo de campeonatos en este momento y así su chamba segura. Con eso, cualquier esfuerzo se va quedar corto y el mejor ejemplo fue lo que sucedió en la junta de ONEFA, donde tristemente no quieren hacer el mínimo esfuerzo para arreglar esto y solo viendo como asegurar sus chambas.

El cambio requiere cambios en las dos ligas y comenzar un cambio drástico en la estructura de este deporte, o seguir así y perder mas aficionados que se aburran de lo mismo, donde lo único que crece es el ego de sus representantes y administrativos.

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.