Mar11212017

Last update01:38:15

Altares para el día de los santos difuntos

  • PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Dos altares para los santos difuntos erigidos a la memoria de exjugadores de futbol americano que ya no están más entre nosotros fueron los que pude presenciar en estos días. Uno para un grupo de exjugadores de los Buitres de la Universidad Agraria “Antonio Narro” y otro más en la Preparatoria 22 de la UANL para el exjugador de los Auténticos Tigres y Dinosaurios de Saltillo: Carlos Torres González.

El primero corresponde a aquella extraordinaria generación de jugadores de finales de los años setenta y principios de los ochenta que tantas glorias cosecharon para su Universidad al coronarse en par de ocasiones (1978 y 1981) en la liga mayor B de la Onefa Norte, así como haber logrado competir en el máximo circuito estudiantil en 1979: la liga mayor “A” como se le denominaba entonces.

Entre esos destacados jugadores a los que sus compañeros rindieron homenaje encontramos al brillante mariscal de campo de los Buitres Juan Manuel Lozoya, a los poderosos linieros Jesús Salas Silva, Arnoldo Chacón, Adolfo Galván Lucio y Jesús Rueda Cantú. Dos excelentes jugadores del perímetro: Arturo Martínez Burciaga y Alejandro Gallo Banda.

Descansen en paz estos fraternos amigos que tantas tardes el estadio olímpico de la ciudad deportiva y el estadio Fco. I. Madero fueron mudos testigos de los grandes triunfos que les acompañaron y en los que no pocas veces ellos mismos fueron los principales protagonistas de las hazañas que sobre el emparrillado se plasmaron.

En la ciudad de Monterrey el buen amigo, Carlos Martell me invito a asistir a las instalaciones de la Preparatoria 22 de la UANL de donde hasta hace 4 meses todavía era director del plantel el MC Carlos Torres y quien perdiera la vida de manera trágica, pero su legado es tan grande que el altar así como los honores que le rindieron sus alumnos fueron impresionantes.

Pero, ¿Quién fue Carlos Torres?, el aficionado veterano al futbol americano saltillense lo recordara como uno de los mejores defensivos que vistieron el jersey de los Dinos (78) campeones nacionales de la LNF en México en el año de 1996.  Carlos además representó a los Auténticos Tigres de la UANL a finales de los años 70 y fue de aquella generación de oro que compitió por los Tigres en las ligas estudiantiles del Sur del Valle de Texas.

Todos ellos hombres que se ganaron el respeto y admiración de sus cofrades y también de sus rivales que reconocieron en ellos la gran valía dentro y fuera del campo de juego. Gracias a quienes tuvieron la voluntad de hacer los altares de los santos difuntos en Monterrey y Saltillo.

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.