Mar10172017

Last update10:36:33

Luto en South Bend

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

 El coach Ara Parseghian, falleció la mañana del miércoles 3 de agosto a la edad de 94 años; uno de los entrenadores más admirados y respetados en el mundo del futbol americano colegial, su trayectoria con el equipo de los Fighting Irish de Notre Dame será recordada por haberle devuelto la credibilidad a un programa que había caído en una espiral perdedora.

Fuertes raíces en el Estado de Ohio.

Su ingreso al equipo marcó una nueva era, graduado de la Universidad de Miami en Ohio, jugó profesionalmente dos temporadas con los Cleveland Browns bajo la tutela del coach Paul Brown; una lesión forzó su pronto retiro del emparrillado; aceptó la invitación para regresar a su Alma Mater para formar su carrera de estratega universitario, su tutor sería nada menos que el legendario estratega Woody Hayes.

El ascenso y un comienzo triunfador.

 

 

Durante cinco temporadas logró dos campeonatos de manera invicta en las temporadas de 1954 y 1955 dentro de la MAC (Mid American Conference); su marca de 39-6-1 y las sobresalientes victorias ante equipos de la Big Ten fueron motivos suficientes para llamar la atención y obtener el cargo de coach de los Wildcats de la Universidad de Northwestern, Illinois.

 

 

Después de una estancia de ocho años con el equipo de Northwestern sentó un importante precedente al derrotar cuatro años consecutivos al equipo de Notre Dame; entre sus victorias más destacadas fueron las obtenidas ante los rivales de su Conferencia como los Wolwerines de Michigan y los Buckeyes de Ohio State; su marca al frente de los Wildcats fue de 36-35-1.

 

 

A finales de la temporada de 1963 contactó al Padre Edmund Joyce para indagar acerca del futuro del equipo y su entrenador. El religioso apostó por un entrenador no católico, el segundo después de Knute Rockne además rompería la tradición de contratar únicamente a graduados de Notre Dame

Su ingreso a cargo del equipo de South Bend, en el año de 1964 daría inicio a una sorpresiva temporada al mejorar inmediatamente la cantidad de victorias obtenidas durante los últimos años, finalizaron con marca de 9-1; entre sus aportes más sobresalientes fue el nombrar titular al quarterback John Huarte quien a la postre ganaría el trofeo Heisman y el cambiar de posición al entonces corredor Jack Snow como receptor para impulsar el ataque de los Irlandeses peleadores.

 

 

 

Dos campeonatos nacionales su legado.

Dos años más tarde obtendría su primer campeonato nacional en 1966; campaña en la cual un empate a diez puntos como visitantes ante los Espartanos de Michigan State, encuentro catalogado como el juego del siglo, les daría la votación necesaria para coronarse y conseguir el título nacional después de diecisiete años de sequía.

En la temporada de 1973, el conjunto de South Bend conseguiría un campeonato más bajo la tutela del Coach Ara Parseghian, en esta ocasión sin dejar alguna duda derrotaron 24-23 a la Marea Carmesí del coach Paul Oso Bryant en el Sugar Bowl, conjunto clasificado como el número uno de la NCAA.

La hora del adiós.

Al año siguiente el coach Ara Parseghian se retira del timón del conjunto de Indiana, su argumento principal fue el cansancio físico y emocional y daba un paso a un lado para dejar una brillante carrera como entrenador universitario. Su marca con el equipo de Notre Dame fue de 95-17-4, sus equipos consiguieron tres victorias y dos derrotas en juegos de tazón; nueve de sus once equipos se ubicaron dentro de los mejores diez de la nación, nunca estuvieron por debajo de la posición 15.

Se le considera parte de la “sagrada trinidad” de entrenadores campeones de Notre Dame junto a Knute Rockne y Frank Leahy. Para los jugadores que participaron durante su estancia será recordad como un mentor, que supo sacar lo mejor de cada uno dentro y fuera del emparrillado, descanse en paz.

Amables aficionados sus comentarios serán bien recibidos, me pueden contactar en https://www.facebook.com/enlazonadeanotacion y enlazonadetd

 

 

 

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.