Mié03222017

Last update01:56:12

Persiguiendo la historia por el campeonato nacional

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Alabama vs el mundo.

La Marea Carmesí logró el boleto al juego por el campeonato nacional por segundo año consecutivo; la vieja fórmula de correr el balón y contar con una brutal defensiva volvió a funcionar; derrotaron en un difícil encuentro 24-7 a los Huskies de la Universidad de Washington, equipo campeón de la Conferencia Pac 12, su explosiva ofensiva sólo pudo generar un touchdown al inicio del encuentro; durante los tres restantes cuartos la unidad de contención de Alabama se encargó de frenarlos por completo.

 

El novato sensación el mariscal Jalen Hurts tuvo una tarde complicada, la defensiva de los Huskies lo mantuvo muy por debajo del nivel acostumbrado, solamente consiguió 57 yardas por pase al completar siete de catorce pases, fue capturado en tres ocasiones y corrió para 50 yardas. Su compañero el corredor Bo Scarbrough se llevó las palmas y el trofeo como el jugador más valioso al correr para 180 yardas y dos touchdowns.

La defensiva de Alabama demostró ser la mejor de la NCAA, consiguieron un touchdown más en el juego, con lo cual llegaron a once anotaciones, una impecable marca para el Coordinador defensivo Jeremy Pruitt quien es el arquitecto de una de las mejores en la historia y buscarán coronar este trabajo con un campeonato más para su causa.

Actuación impecable de los Tigres.

31-0, en el que se esperaba fuera el duelo más parejo de los playoffs del futbol americano universitario se inclinó totalmente a favor del conjunto de Clemson, escuadra comandada por el pasador Deshaun Watson, jugador que tuvo una noche memorable al lanzar para 259 yardas y aportar 57 más por tierra; los pupilos del Coach Dabo Swinney confirmaron su buen paso al blanquear a uno de los mejores equipos colegiales.

El Coach Urban Meyer nunca había tenido un juego sin poder anotar en los 194 duelos en su historia como Coach en jefe; un punto más a favor de los Tigres que estarán por enfrentar de nuevo su mayor reto en la ruta del campeonato nacional.

 

¿Revancha o bicampeonato?

 

Un año después los rivales del juego por el campeonato regresan para disputar el cetro del título nacional; hace un año Alabama derrotó 45-40 a Clemson en un memorable encuentro; ahora en uno de los pocos encuentros en los cuales la final se repite en años consecutivos la historia podría ser distinta.

El Coach Nick Saban buscará emular lo hecho por la leyenda Paul “Oso” Bryant quien consiguió seis campeonatos al frente de la Marea Carmesí; pero también estará escribiendo su historia al buscar el quinto campeonato en ochos años al frente del equipo de Alabama.

Para los Tigres será su tercer intento en conseguir otro campeonato desde aquella temporada de 1981; el mayor obstáculo será enfrentar a una de las mejores defensas de la historia del futbol americano colegial; para lograr esa hazaña cuentan con el pasador Deshaun Watson y el receptor Mike Williams, letal pareja que será clave en sus aspiraciones; su unidad defensiva está lista para frenar a sus rivales ya dieron una prueba de su potencial y el hambre de triunfo será una motivación extra.

La serie la domina el conjunto de Alabama con marca de 13-3, la ventana para el equipo de Clemson parece ser muy angosta, su líder Deshaun Watson es probable que busque saltar al profesional, así que buscará irse en la cima de su carrera y de ser posible como campeón nacional.

Pero la última palabra la tiene la defensiva de Alabama equipo que podría lamentar la pérdida del coordinador ofensivo Lane Kiffin, a quien despidieron una semana antes del juego por el campeonato, en su lugar tomará el control ofensivo Steve Sarkissian, quien ya conoce esa labor cuando se desempeñó en su estancia con los Troyanos de USC.
Amables aficionados sus comentarios serán bien recibidos, me pueden contactar en https://www.facebook.com/enlazonadeanotacion y enlazonadetd

 

 

 

 

articulos

Y llegaron los noventas

Como un preludio alusivo del fin de milenio, llegaba la ultima década del siglo XX con unos años noventas que verían el cambio total que sufrió nuestro país y nuestro fútbol americano.