Mié12012021

Last update11:11:07

El colapso del segundo año

  • PDF
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 

Como reza el refrán, “lo difícil no es llegar, sino mantenerse”

Algunos de los quarterbacks que llegan a la NFL como novatos, suelen cumplir con la expectativa generada al ser seleccionados en la primera ronda del reclutamiento colegial; muchos equipos invierten una fortuna en seleccionar a un mariscal de campo con la intención de cambiar el rumbo de la franquicia.

La idea que hace algunas décadas parecía más el último recurso de un entrenador,  que una realidad, ahora se ha vuelto una constante en para muchas franquicias quienes depositan toda su esperanza en el desempeño que ese novato pueda inspirar dentro del equipo.

El salto del nivel colegial al profesional no es nada sencillo, influyen una serie de factores a los cuales los novatos tendrán que irse acostumbrando. Un vestidor nuevo con jugadores veteranos además de uno o dos mariscales de campo con los cuales tendrán que competir por el puesto; además el libro de jugadas será mucho más complejo y extenso.

Con base en sus cualidades y habilidades físico atléticas algunos jugadores adoptarán el sistema de juego y comenzarán a brillar junto a su equipo; alguno o algunos de ellos podrán terminar la temporada como titulares y brillarán en la postemporada. El verdadero reto comienza a partir de la segunda temporada; ya asimilaron el nivel de juego y las expectativas crecen de cara al comienzo de los encuentros.

 

Una leyenda en su máximo nivel.

Uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, Dan Marino pasador de los Delfines de Miami,  tuvo en su segunda temporada en el año de 1984 el que tal vez haya sido su mejor temporada y marcó una pauta para cualquier jugador de la NFL. Rompió seis récord de yardas por pase, incluido el de más envíos de anotación en una temporada con 48, lanzó para 5 084 yardas y fue elegido como el MVP.

 

 Sus números impulsaron al equipo de la Florida a una marca de 14 ganados contra dos derrotas, marca que les ayudó a recibir la postemporada en casa y luego de eliminar a los Halcones Marinos de Seattle y a los Acereros de Pittsburgh, disputarían contra los 49’s de San Francisco el Super Bowl XIX.

 

 
Notables actuaciones en el segundo año.

Forjando su propia historia en la NFL en el segundo año de su carrera deportiva, destacan las actuaciones de Payton Manning con los Potros de Indianapolis, Mark Sanchez con los Jets de Nueva York y Ben Roethlisberger con los Acereros de Pittsburgh.

 

Payton Manning fue el primer jugador reclutado de todo el draft en el año de 1998, si bien su primera temporada no logró avanzar a la postemporada, logró la titularidad de manera convincente. 

En su segundo año logró una marca de 13-3, ganando once de los últimos doce encuentros. La temporada previa habían obtenido tan sólo tres victorias; esa diferencia de 10 victorias marcó un récord en la NFL.

 

 

 

 

La historia de Mark Sánchez y los Jets de Nueva York, comenzó con muchas expectativas por lo mostrado en su carrera colegial; El pasador de raíces mexicanas, tuvo un primer gran año con la escuadra de la Gran Manzana, ya que llegaron a la antesala del Super Bowl al perder contra los Potros de Indianapolis el campeonato de la Conferencia Americana 30-17.

En su segundo año, los neoyorkinos con marca de 11-5 avanzaron de nueva cuenta a la final de conferencia, esta vez sus rivales fueron los Acereros de Pittsburgh y en reñido encuentro perdieron 24-19 , después de ir abajo al medio tiempo 24-3.

 

 

 

 

Para los Acereros de Pittsburgh, ha sido todo un éxito el reclutamiento que hicieron de Ben Roethlisberger, quien desde su primera temporada dio muestras de gran talento al llevar al equipo de Pennsylvania a 13 victorias, y llegar hasta la final de campeonato contra los Patriotas de Nueva Inglaterra quienes los vencieron 41-27. Su actuación durante ese año le redituó con el galardón de Novato ofensivo del año en el 2004.


Con ese nivel mostrado, se auguraba un futuro prometedor para el “Big Ben” y el equipo de Pittsburgh, logró una apretada marca de 11-5, con lo cual avanzaron a la ronda de eliminación y ganaron todos sus juegos de visita en su ruta el Super Bowl XL, derrotaron a los Bengalíes de Cincinnati, los Potros de Indianapolis y los Broncos de Denver.

 

 

 

 

 

Jugadores a seguir para el 2013.

 

Con la actuación de Ben Roethlisberger y su victoria en el Super Bowl, la meta a igualar es alta, algunos de los novatos que tienen en mente igualar el récord saben de la marca y saben que se puede alcanzar. Éstos son los jugadores que buscarán alcanzar ese logro:

Andrew Luck, primera selección global del 2012 con los Potros de Indianapolis, completó 401 envíos de 637 intentos, para 4374 yardas, con 23 td y 18 intercepciones; su marca fue de 11-5 y perdieron en postemporada ante los Cuervos de Baltimore. Entre los logros obtenidos destacan:

 

 

 

  1. Más yardas por pase en un juego 433. (Contra los Delfines de Miami).
  2. Más yardas por pase en una temporada 4 374.
  3. Seis juegos con más de 300 yardas para un novato.
  4. Más intentos de pase para un novato, 637.
  5. Más juegos ganados para un novato, primera selección global 11.
  6. Más series ganada, regresando de un marcador adverso siete.

 

Ryan Tannehill, primer quarterback seleccionado en la primera ronda, desde Dan Marino para los Delfines de Miami, completó 282 pases de 484, para 3 294  yardas, con 12 td y 13 intercepciones; rompió los siguientes récords de la franquicia:

  1. Más yardas por pase para un novato (3,294 yardas)
  2. Más pases completos para un novato (282)
  3. Más pases lanzados en una temporada (484)
  4. La corrida más larga para un quarterback, (31 yardas)

 

 

 

Robert Griffin III,segunda selección global del 2012; Pieles Rojas de Washington, completó 258 pases de 393 envios, para 3200 yardas 20 td y 5 intercepciones. Tuvo una destacada actuación a lo largo de la temporada, obtuvo el trofeo  al novato ofensivo del año y llevó a su escuadra a la primera ronda de postemporada ante los Halcones Marinos de Seattle, quienes los eliminaron. 

 

 

 

 

 

Russell Wilson, reclutado en la tercera ronda, selección global número 75 con los Halcones Marinos de Seattle; completó 252 pases de 393 intentos para 3 118 yardas, con 26 pases de anotación y 10 envíos interceptados. Empató la marca de novato de Payton Manning con 26 pases de touch down; es el sexto jugador novato en ganar un juego de postemporada.

 

 

 

 

 

Nota: El mariscal de campo Colin Kaepernick, fue reclutado en el 2011, en la segunda ronda, en la posición número 45 global por los 49’s de San Francisco. En la temporada del 2012 era el quarterback suplente de Alex Smith, a quien remplazó después de una conmoción cerebral en la semana 10 y no volvería a dejar el puesto titular y llevar a los gambusinos al Super Bowl XLVII ante los Cuervos de Baltimore.

De cara a la temporada del 2013, hay mucho interés por ver el desempeño de los jóvenes gatilleros de la NFL, algunos equipos se reforzaron notablemente en la agencia libre y otros buscarán que el talento colegial pueda aportar de inmediato para  llegar lejos en los playoffs y un Super Bowl no parece una meta muy lejana para algunos de ellos; veremos quien logra superar sus marcas y llegar a febrero.

Héctor Salinas

Amables aficionados sus comentarios serán bienvenidos, me pueden contactar en Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla y Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla